Modalidades: 

Presencial

Idiomas: 

Español

Duración: 
2.000 horas
ECTS: 
120
Precio: 

2.200€ / curso

Campus: 
Facultad: 
Facultad de Ciencias Jurídicas y de la Empresa
Perfil del estudiante: 

Este profesional ejerce su actividad en el sector turístico, entendido éste en su sentido más amplio, lo que incluye todo tipo de eventos, terminales de viajeros y empresas de transporte, además de las áreas turísticas tradicionales, como destinos y puntos de información entre otros. Está además capacitado para la creación e implantación de planes y actividades de desarrollo locales, ligados al mismo sector.Se trata tanto de trabajadores por cuenta ajena como propia, incluyendo la posibilidad de ocupar puestos en administraciones públicas o entes de características similares (consorcios, patronatos, etc.).

 

 

Saludo: 
D. Ginesa del VAs

Dña. Gineza Martínez del Vas

Directora del Grado en Turismo. Directora de CFGS en Guía, Información y Asistencia Turísticas

Según la Organización Mundial del Turismo (OMT) la actividad turística representa el 5% del PIB mundial, en España alcanza el 10%, y en algunos países en desarrollo representa más del 25%. El turismo es responsable de más de 230 millones de puestos de trabajo y es el cuarto sector por volumen de exportaciones a escala mundial, generando más de 1 billón de dólares al año en exportaciones. En 2012 habrá mil millones de turistas viajando por el mundo.

A la luz de los resultados podemos decir que el turismo es un sector líder en el desarrollo socioeconómico mundial, los principales organismos nacionales e internacionales lo sitúan como motor de recuperación de la actual situación económica. Su futuro pasa por aplicar estrategias de innovación y tecnología que ayuden a definir el sector como una de las actividades más competitivas del panorama económico. La madurez del sector turístico lleva a plantear una estrategia basada en el desarrollo de acciones de la alta calidad y diversificación de los productos en cualquiera de sus motivaciones y mercados, para ello es necesario el desarrollo y retención del talento adecuado a tan ambiciosos fines.

España, con 57 millones de turistas en 2011, se consolida como líder turístico internacional, y está activamente comprometido en el desarrollo de la propia actividad, ya que dispone de un posicionamiento estratégico por el volumen de negocio, tanto interno como externo, que garantiza y consolida un sector económico en crecimiento.